lunes, 26 de abril de 2010

Para ti que ya no estas

Aprendí de ti,
A no derrumbarme,
Aprendí, que ser fuerte es algo que una elige,
Gracias a ti, Puedo confiar
En que puedo tomar mis propias decisiones,
Sin ningún temor.

Me enseñaste que en la vida,
Siempre habrán obstáculos,
Y también me enseñaste,
Como ponerme de pie
Cuando un problema me agobia.

Me enseñaste a buscar,
La solución de mis problemas,
Y lo más importan,
Me enseñaste acerca del amor.

Fuiste tú, el que me dijo,
Que no hay montaña con una cima,
Que yo no pudiera alcanzar,
Que no hay océano que no pudiera cruzar,
Y que ni la más grande tormenta, me podría asechar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada